Cómo mejorar tu autoestima

La autoestima es la capacidad que tenemos para valorarnos. Se conforma a través del  conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones y pensamientos que tenemos acerca de nosotros/as mismos/as.

La autoestima está muy relacionada con la confianza y la opinión general que tenemos acerca de nosotros/as mismos/as. Si creemos y nos aceptamos de forma incondicional, normalmente vamos a tener  confianza y una buena opinión  de quienes somos, es decir, una alta autoestima. Por el contrario, si no lo hacemos, lo más seguro es que necesitemos mejorarla.

Quizás ahora mismo te estés preguntando cómo puedes saber si necesitas mejorar tu autoestima. Para ello, simplemente debes hacerte esta pregunta: ¿Cómo me siento conmigo mismo/a?.

mejorar-autoestima

Si tras meditarlo unos momentos te has dado cuenta que no te aceptas o no te quieres lo suficiente te ofrezco unos PUNTOS CLAVE para mejorar tu autoestima:

1. Fuera pensamientos negativos. Deja de estar tan pendiente de tus carencias y defectos. No dejes que escondan y frenen todo el potencial que tienes. Cambia desde ahora el ”no puedo” por un “voy a intentarlo”. Concéntrate en lo positivo. El darle un mayor valor a tus defectos no te ayudará en nada. Has de concentrarte en aquellas fortalezas que poseas y reforzarlas. Reconócelas como parte importante de ti.  Pregúntate: ¿qué me detiene? Por lo general, las personas con autoestima baja siempre se dan cuenta ante este interrogante  que la respuesta es el miedo (miedo de lo que creen que son, miedo al rechazo, miedo a una mala experiencia amorosa, miedo al engaño, miedo a no hacerlo bien, a equivocarse…). Cuando el miedo te bloquee hazte esta pregunta: ¿Qué es lo peor que puede pasar? Una vez que te contestes de forma racional verás que el escenario que se te presenta no es tan terrible como el que tu miedo te estaba mostrando.

miedo-autoestima-mejorar

2. Acéptate y respétate.  Conócete. Debes reflexionar sobre la persona que eres, tus debilidades y fortalezas siendo realista tanto con tus virtudes como con tus defectos. Asume que al igual que todo el mundo tú también  tienes defectos pero debes contraponerlos a tus cualidades. No somos perfectos/as, pero la intención no es serlo ya que la perfección no existe. Debemos aceptar las cosas que no hacemos tan bien y en vez de martirizarnos por ello buscaremos el aprender para mejorar. Por supuesto, no le restes importancia a tus virtudes, sino valorarlas como se merecen. Es importante que no subestimes ninguna de tus cualidades con pensamientos como «ser cariñoso/a es fácil», «esto lo hace cualquiera». Cada persona posee cualidades únicas que la hace especial e irrepetible. Háblate bien, deja decirte que no vales o que no puedes, te lo acabarás creyendo.  Debes tratarte a ti mismo como te gustaría que los otros te trataran: con respeto y cariño siendo coherente contigo mismo/a. Actúa de acorde a lo que piensas y que lo que piensas sea lo que dices y lo que haces.

3. No te compares con los demás.  Cada persona es un mundo y tú eres dueño/a del tuyo. Céntrate en ti. En tu vida. Envidiando e idealizando la vida de los demás lo único que conseguirás es sentirte desgraciado/a. Nadie es perfecto aunque te lo parezca. No te quedes admirando y envidiando a los demás y sintiéndote inferior viendo sólo lo que crees que te falta. Tú mismo/a posees cualidades envidiables, lo único que tienes hacer es reconocerlas y explotarlas. No idealices a nadie. Debes centrarte en ti mismo y en potenciar esas cualidades. Las personas toman decisiones diferentes que les hacen tomar caminos distintos, pero todos son igual de valiosos. Céntrate en tu camino. Pregúntate: ¿Quien quiero llegar a ser?

autoestima-metas-

4. Plantéate metas. Éstas han de ser realistas. Asegúrate de establecer metas a corto y largo plazo, y trabaja diariamente para conseguirlas. Atrévete a afrontar retos. Piensa que quieres para tu vida. Si algo no te gusta, cámbialo . No dejes que las dificultades que se presenten en el camino te hagan perder de vista a donde quieres llegar. Si fracasas, aprende de ello sin culparte de tus errores, ya que fallar es una manera de saber cómo hacerlo de manera distinta la siguiente vez. Cuando algo no nos sale a la primera no quiere decir que no podamos conseguirlo, simplemente que aquí y ahora esa no es la forma correcta y tendremos que buscar un camino diferente para llegar a nuestro objetivo.

5. No busques la perfección. Se excelente, es decir, se todo lo mejor que puedas ser en cada momento y en cada circunstancia, pero no busques la perfección constante, eso sólo te traerá frustración debido a lo inalcanzable que es. Controla las autoexigencias. No pretendas ser bueno/a en todo ni hacer las cosas bien a la primera. Debes experimentar pero siendo consciente de que hay cosas que no se te darán bien y que eso no supone un fracaso sino un aprendizaje. El perfeccionismo destruye nuestra autoestima ya que  aunque mejoramos constantemente, nunca estaremos contentos/as con los resultados. Además, al querer hacer todo perfecto te paralizarás al ver los  errores, ya que siempre los hay.

6. Cuidate física y emocionalmente. Cuida tu salud a todos los niveles. El cuidar tanto de tu salud  como tu aspecto físico es una forma de demostrarte que te quieres. Esto hará que te sientas  mejor. Haz algo de ejercicio ya que se liberan endorfinas y se favorece un estado general de bienestar. Socialízate. Queda con la gente que quieres y que te aprecia. Sentirte bien influye en nuestra autoestima y esto a su vez en la imagen que proyectamos de nosotros/as mismos/as.

mejora autoestima

Por último: ACTÚA! Si has leído hasta aquí, probablemente sea porque has detectado que tu autoestima no está todo lo bien que debería estar. Ahora ya sabes como mejorarla. Empieza  ya mismo a cambiar eso, por supuesto que puedes!

2 comentarios en “Cómo mejorar tu autoestima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.