Descubre tu nivel de autoestima

La importancia de tener una autoestima saludable es algo que no debería de ser nunca ignorado. Esto se debe  al  impacto y a las repercusiones que ello produce en nuestra propia vida y en  las decisiones que tomamos.

A continuación te daré unas contundentes razones de porqué el  tener una autoestima fuerte es fuente de salud mental:

  1. Te respetarás y por lo tanto serás consciente de que también eres digno/a de sentirte respetado/a. Podrás sentir ese respeto hacia tí mismo/a  inclusive cuando cometas un error.
  2. Es la base de la autoconfianza. Serás más consciente de tus cualidades. Podrás creer en ti mismo/a. Por ello se te hará más fácil tomar el control de tu propia vida. Te sentirás capacitado/a para hacer lo que deseas y tomar decisiones consecuentes.
  3. Te sentirás orgulloso/a de ti mismo/a. Serás capaz de aceptar nuevos desafíos y retos vitales. Podrás recibir críticas sin sentirte herido/a.
  4. Dejarás de compararte con los demás. Ello te permitirá actuar de forma  independiente a las opiniones ajenas y a asumirás la responsabilidad de tus acciones, metas y deseos.
  5. Tus relaciones personales serán más satisfactorias. Al sentirte a gusto contigo mismo/a, invitablemente te sentirás mejor tambien con los demás y con el entorno que te rodea.
  6. Serás más feliz en general. La autoestima influye profundamente tu pensamiento, tus emociones, tus deseos y la consecución de tus metas.

En general tendemos a pensar que la base de nuestra autoestima viene dada por las circunstancias vitales que hemos vivido o que estamos viviendo. Las experiencias cruciales que ayudan a forjar estas creencias negativas o positivas sobre nosotros/as mismo/as es muy posible que ocurran en edades tempranas. Sin embargo es importante hacerse consciente que la autoestima no es algo estático, sino que puede variar a lo largo de la vida de una persona. Por lo tanto es MODIFICABLE.

Los pensamientos que tienes sobre ti mismo/a parecen realidades absolutas, pero no dejan de ser solamente opiniones. Se basan en esas experiencias que has tenido en la vida, y en los mensajes que de estas experiencias has extraído, conformando así la imagen actual de quién eres. Si has tenido malas experiencias, es probable que la valoración sobre ti mismo/a sea negativa.

Normalmente no solemos ser conscientes de cómo influímos sobre nuestra autoestima. Muchas veces somos nosotros/as mismos los/as mayores enemigos/as del deteriorado estado en el que se encuentra. Las personas podemos tender a criticarnos excesivamente, exigiéndonos niveles de perfección que son irreales y culpándonos por no ser capaces de alcanzarlos. Además, determinadas pautas negativas de pensamiento  (por ejemplo, pensar que todo lo que haces te  sale mal porque  careces de ciertas habilidades) pueden llegar a ser muy paralizantes y provocar problemas en tu salud mental (como depresión o ansiedad).

 

Te propongo un ejercicio muy simple con el que vas a darte cuenta de lo mal que puedes llegar a tratarte.

Si estás animado/a a llevarlo a cabo sólo necesitarás los siguientes elementos:

– un bol o un frasco grande.

-un paquete de garbanzos secos.

A partir de ese momento lo que deberás que hacer es coger diez garganzos y meterlos en el tarro cada vez que pienses  o te digas algo negativo sobre tu propia persona.

Hazlo durante una semana y podrás empezar a ser consciente del peso que llevas encima.

Si después de hacer este sencillo ejercicio te das cuenta que necesitas mejorar tu autoestima, AQUÍ te doy unos consejos que pueden ayudarte.

Recuerda: se puede recuperar la autoestima perdida, es más, se necesita recuperarla para poder encarar la vida y las dificultades que te pueda traer. El conseguirlo no depende sólo de las circunstancias, depende en buena medida del empeño que pongamos en ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.